Por la mañana

por vanessasaintcyr

Un sol de marfil

que vive entre palabras

y saliva.

Un sol que nunca se apaga

y si duerme siempre es dentro de mí.

Sus rayos no dan luz, ni calientan, excepto a veces

cuando vuelo y sueño.

Es pequeño, generoso, con muchos destellos nerviosos alrededor del centro

como si buscaran entrar y dar vida.

Y para unirte a ese sol sólo necesito un espejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: