Desencuentro (La gata Lao VII)

por vanessasaintcyr

Lydia llegó al WineHouse cuando los invitados circulaban con sus copas de vino en la mano y observaban las fotos. Piel, mujeres y posturas sugerentes. Una producción cuidada y generosa de sensualidad. Ninguna imagen se acercaba a la inmediación del sexo real, por eso gustaba tanto. Vio a Alan a lo lejos, sonriendo, actuando como un artista despreocupado del escenario y su auditorio, pero todo lo media, por eso sus ojos me encontraron y se dirigió a mí cambiando la máscara de su semblante:

Quiero que dejes de hacer lo que estás haciendo.

¿Qué parte específicamente?, hago más de una cosa en mi vida.

El blog ese de la Gata Lao, que lo dejes de escribir. Estás robándote parte de una historia privada y la estás tergiversando. Qué te da derecho a escribir sobre mi madre y su recuerdo por la casa. No te lo permito, explota a tus propios muertos.

Crees que eres el único hombre al que se la ha muerto su madre o crees que se trata de ti por la atracción y el erotismo entre los personajes, que por cierto lo adorné bastante, deberías agradecérmelo. Me inspiré en la relación, pero no son memorias. Tomo de la realidad, Alan, como todos, como haces tú con tu obra. No eres tú, ni yo, ni el fantasma de tu madre, y no tienes ninguna gata, te deshiciste de ella y dejaste todo lo demás. Lo que tienes es un ego muy grande y muy poca inventiva, esta exposición es tan parecida a la anterior que me confundo. ¿No tienes otros intereses que no sean el erotismo y el sexo y las mujeres atrevidas? Eso ya lo explotó Helmut Newton y lo hizo mucho mejor que tú.

El sexo es lo que me mantiene y hacer mover el mundo, y no me importa tu opinión sobre mi obra. A la gente le gusta y la compra.

Hay quien dice que no, que no es el sexo lo que mueve el mundo, es la envidia, y a mí tampoco me interesa si crees que se trata de ti o de tu madre. Si no quieres enterarte de lo que escribo no entres a mi blog, no lo leas.

Puedes darle todas las vueltas que se te ocurran, yo sé lo que estás haciendo.

Dime una cosa, Alan, además de ti ¿quién podría asociar la historia contigo, con tu madre? No eres tan importante ni conocido y tampoco, así que concéntrate en otra cosa.

Te cuidado, estás invocando algo y puede salirse de tu control.

Ése es tu problema, que crees que controlas algo o todo. Mi historia de la Gata Lao va saliendo, ella me controla a mí y me dejo llevar. Disfruta tu noche que tal vez no se repetirá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: