Posts tagged ‘mujeres’

diciembre 22, 2010

Mujeres Tarantino

por vanessasaintcyr

Tengo un nuevo héroe personal, y tengo que admitir, además, que cierta cerradez y un prejuicioso punto de vista, no me habían permitido ver, analizar y disfrutar el cine que hace porque me quedaba sólo con las escenas más intensas y violentas y no en todo el proceso, la genialidad de los diálogos y la estructura.
En fin, se trata de Tarantino, sí, el Quintin famoso, y fue gracias a su cinta Death Proof que se ganó toda mi admiración. Es una película compleja, inteligente y llena de deliciosos guiños sensuales, sociales y con ese humor tan particular y envidiable que sólo él logra.
Se las voy a contar en un orden distinto y ojalá y convenza, sobre todo a las mujeres, de verla. Si no lo logro, ustedes se la pierden. Se divide en dos partes. En la primera, un grupo de jóvenes y bellas mujeres viajan camino a una casa junto a un lago, y ahí empiezan los fantásticos, desinhibidos y reales diálogos de jóvenes mujeres que hablan de sexo sin tapujos y se muestran solidarias entre sí. Piernas hermosas y desnudas, carteles y camisetas con referencias a otros filmes, mucho alcohol y algo de “pot”, desde luego. Y al mismo tiempo, un psicótico, ex doble en películas de acción que las persigue.
Después, una erótica escena de baile a cargo de la imponente Vanessa Ferlito y poco después, puro estilo Tarantino con regodeo en la violencia, pero que al final hace sentido.
Catorce meses más tarde, otro grupo de chicas guapas, sexys, explosivas y rudas caracterizan estereotipos reales, frescos y desafortunadamente alejados del cine actual que invade las salas. Estas mujeres dueñas de sí mismas revierten la situación y son protagonistas de una venganza-masacre -contra el sicópata- que inspira a tal grado que mi mejor amiga ha determinado que será su filtro para seguir estableciendo relaciones con las mujeres a su alrededor. Es decir, si no les gusta Death Proof no podrán estar en su círculo cercano.
En fin, mis ganas de contarles la película completa -con un subidísimo ímpetu de girl power– podría tomar páginas enteras, lo único que puedo agregar es que es muy grato ver que la visión de un hombre ilumina –en una versión con este corte tan peculiar- que las mujeres tenemos el poder de revertir cualquier situación.
Y otro punto interesante e irónico. Resulta que para la taquilla y la crítica, que generalmente alaba el trabajo de Tarantino, esta cinta fue un verdadero fracaso. Leyendo entre líneas se puede vislumbrar por qué.
Ya no hay chicas Almodóvar sino mujeres Tarantino.

octubre 10, 2010

¿Testosterona?

por vanessasaintcyr

Tengo en el baño de visitas el libro Mujer, una geografía íntima de Natalie Angier; un muy buen ejemplo de periodismo científico. Dice cosas realmente sorprendentes de las mujeres y nuestras hormonas. Y aunque tiene más de 400 páginas está tan bien condensado que hace de mis idas al baño verdaderas cápsulas culturales.

Lo abro al azar y en uno de sus últimos capítulos dice que la primera tarea de una niña es aprender a sobrevivir en un grupo de niñas. Las niñas en grupo son… Agresivas. Habla de los niveles de testosterona en la mujer. Dice, entre otras cosas, que la mujer cuyo cociente de testosterona está en el extremo superior del rango femenino se interesa más por su carrera profesional, es más asertiva sexualmente y le gustan menos los niños, es muy poco madre (sic).

Y a partir de ese capítulo entendí un poco más porqué funcionan tan bien las fiestas de niños si están llenas de niños gritando de emoción (y llorando), mujeres histéricas, abuelos afanosos, shows infantiles deprimentes y algún macho perdido por ahí que se refugia constantemente en su celular.

Funcionan porque las que son muy madres se la pasan pastoreando a los chiquitos propios y a los ajenos, los persiguen para que coman, buscan que se diviertan con lo que hay y vigilan que los niños varones más grandes no se pasen de listos, que pasa todo el tiempo.

Las otras por el contrario no despegan su culo del asiento —excepto para comer— no paran de hablar, y casi ni voltean a ver por dónde están sus hijos de tres años porque están demasiado ocupadas en criticar cualquier asunto excepto los propios. Yo entiendo eso de interesarse (más) por la carrera profesional, y de lo asertivo en lo sexual ni hablar, lo que no sé es por qué se aventuran en la maternidad para comprobar que no es lo suyo, repiten la experiencia y entre una cosa y la otra, ni profesión, ni sexo —se nota— ni empatía infantil.

Quizá la testosterona nada tenga que ver, para mi gusto hay mujeres que saben y se divierten jugando y viendo disfrutar a los niños, y las que por mucho más tiempo del permitido quieren escapar de ellos.

A %d blogueros les gusta esto: